Cargando Eventos

Además de los postulados de la metodología humanista y psicodinámica, nos apoyaremos en la experiencia y premisas introducidas por Inge Nigaard Pedersen (2005) Musicoterapeuta, del Máster de Musicoterapia de la Universidad de Alborg (Dinamarca) y Jefe del Departamento de investigación clínica del Hospital de Alborg.

La propuesta de Nigaard P. dentro del programa experimental para los estudiantes del Máster de Musicoterapia de la Universidad de Alborg-Dinamarges pretende vivenciar el rol terapeuta-cliente como manera de conocerse y desarrollar habilidades.

Nigaard P. nos recuerda partir siempre de la definición oficial de Musicoterapia, como punto de partida para garantizar y concienciar la estudiante de las competencias objetivos de la profesión:

“…La musicoterapia es el uso de la música y de los elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un terapeuta cualificado con un cliente o grupo, en proceso, a facilitar y promover la comunicación, el aprendizaje, las relaciones, la movilización, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de suplir necesidades de tipo físico, emocional, mental, social y cognitiva. La musicoterapia tiene como finalidad desarrollar potencialidades y/o restaurar funciones del individuo de forma que él o ella puedan conseguir una integración tanto intra como interpersonal, y como consecuencia, una mejor calidad de vida a través de la prevención, la rehabilitación o el tratamiento…” (WFMT, 1996)

Aporte del Self Experience (Auto-experiencia en la Musicoterapia)

Nigaard P. plantea varios objetivos que enmarcan de alguna manera la metodología del Self Experience. Y propone que el estudiante en Musicoterapia ha de:

  • Aprender a familiarizarse con sus lenguajes de improvisación personales, especialmente en la música.
  • Experimentar el poder de la música como herramienta para reflejar los recursos psicológicos, limitaciones y preparación.
  • Aprender a ser parte de procesos dinámicos en el tiempo.
  • Aprender a tratar con proyecciones, introproyecciones y auto-contenciones en la práctica.
  • Aprender a desarrollar y a mantener un alto nivel de sensibilidad y flexibilidad en la práctica de la musicoterapia.
  • Aprender a implicarse vitalmente y al mismo tiempo sobrevivir como musicoterapeuta

Además, desde el enfoque del Self, Nigaard P, señala como determinante en el proceso formativo de todo musicoterapeuta, que ha de experimentar las introyecciones de una forma musical y verbalmente, de manera que le permitan:

  • Aprender a ver/experimentar relaciones personales/padres como son y no como tú quieres que sean (distinguir ideal de realidad).
  • Aprender a contener y aceptar el dolor, la agresión desagradable, la alegría y otros sentimientos relacionados con las relaciones personales.
  • Aprender a reconocerse a uno mismo con sus propios ojos en lugar de los ojos de otra gente.
  • Aprender a actuar del modo que sientes que es correcto para ti, independientemente de la censura parental y tus propios mecanismos de defensa, de un modo responsable para ti y los otros.
  • Aprender a desarrollar importantes herramientas para la musicoterapia clínica, donde contengas sentimientos a la vez que dejas que tus sentimientos aparezcan y sean usados como información en la relación e interacción.

CONFIDENCIALIDAD

Se mantendrán las reglas éticas que enmarcan todo proceso musicoteraperuta y/o personal, con comprensión y respeto para cada uno de los integrantes del grupo. El proceso se viven en un espacio cerrado, donde solo participarán las partes interesadas y de donde no saldrá información privada o personal de cada uno.